Aquí una sierva, una admiradora, una esclava.

La CNMV investiga a los asesores sin título de fondos y SICAV.”

Quizá soy un snob pero les traduzco el titular, que me parece está m uy mal redactado: la CNMV investiga a aquellos que, sin cumplir los requisitos para asesorar financieramente, lo hacen a fondos de inversión y SICAVs.

En España se ha regulado la actividad de asesoría financiera a través de la figura de los EAFI, empresas de asesoramiento financiero, con unas condiciones para el acceso y posterior ejercicio de la actividad muy estrictas. Entre ellas no poder cobrar las famosas “retrocesiones” de los fondos que recomiendan comprar, de modo que solo pueden recibir ingresos cobrando al cliente por el asesoramiento. Esto no es malo per sé, es lo lógico.

El problema es que esta restricción no aplica a todos los agentes que operan en el asesoramiento o comercialización de productos financieros al cliente final: los bancos realizan la misma función, mas comercialización que asesoramiento, y sí que pueden cobrar las “retrocesiones” por lo que no cobran por el asesoramiento aunque la ley se lo permita.

Lo que significa que el cliente tiene la ilusión de que los bancos no le cobran por el asesoramiento y los EAFIs sí, así que lo habitual es optar por el servicio que es “gratis”, palabra mágica para el españolito de a pie.

Es como si rompemos las dos piernas a un atleta y luego le ponemos en la línea de salida de los cien metros lisos y argumentamos que se encuentra en igualdad de condiciones para competir.

Ya digo, aquí una sierva de los bancos. No basta con que las condiciones de partida sean injustas, vamos a investigar solo a los que compiten con los bancos no vaya a ser que consigan, incluso con todos los obstáculos previos, arañar un poco de cuota de mercado.

 

 

 

Distribuido bajo Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial- Compartir Igual 4.0 Internacional.