Al rico chicharrito.

No me refiero al delantero del Madrid, me refiero a esos valores que aparecen de vez en cuando, normalmente cuando el mercado se va recuperando, para regocijo de los propietarios, asesores en la colocación, Bolsas y Mercados Españoles y gurús.

Todo lo que ganan estos lo pierde alguien por el camino. El incauto inversor español.

“Estreno desigual: Talgo cae mas del 9% y Cellnex sube por encima del 10%.”

Echo un vistazo al histórico de OPVs en el mercado español y me entran escalofríos. Que sí, que hay muchos, o no tantos, 300% o 500%, pero si nos fijamos en los (65%) o (70%), por no hablar del 98,88% de PRISA no puedo dejar de pensar que esto es un casino en el que jugamos con los dados trucados en nuestra contra.

Y siempre existe el riesgo de que el resultado no sea solo fruto del azar: como ya conocemos unas cuantas OPVs que iban acompañadas de información errónea, en demasiadas ocasiones deliberadamente, lo que nos deja mucho mas cerca de “¿Donde está la bolita?” que al puro azar.

Conozco gente que estaba convencida de que iba a ser capaz de ganar a los trileros. Antes se iban a la Gran Vía a intentarlo y ahora acuden a OPV´s.