Nada nuevo, nada cambia.

Ya comenté un caso concreto de los treinta planes de pensiones con mayores captaciones de 2,014. Aunque no sea ninguna novedad, tengo que volver a decir que tras estas contrataciones no puede haber un asesoramiento al cliente, es imposible que se haya realizado un verdadero análisis del perfil y buscar el producto adecuado.

Lo único que se ha analizado, mas bien explotado por la red comercial, son las querencias habituales del ahorrador español. Si le dicen “garantizado” ya tenemos tres cuartos de la venta hecha. Después le dicen “y se ahorra impuestos” y nos arrebata la orden de suscripción.

La aversión al riesgo condiciona las decisiones de inversión del ahorrador y lastra la rentabilidad final que obtiene, salvo en las épocas maniacas cuando se olvida de cualquier análisis del riesgo que asume y pierde en maniobras especulativas sin sentido.