Un país de analfabetos financieros.

Banco de España y CNMV piden que la educación financiera forme parte del currículo escolar“, nos cuentan en el artículo “Un país de analfabetos financieros“.

No hay duda, si hubiéramos sabido un poco más de finanzas (conceptos sencillos, en realidad es mucho más fácil de lo que se nos hace creer), hubieramos evitado muchísimos de los problemas actuales.

Aunque siempre me he reído de todos los que respondían “pues habría que enseñarlo en la escuela” cuando se les preguntaba cómo harían para fomentar la práctica de aquello a lo que se dedicaran, fuera la cerámica recreativa, badminton o flamenco, en este caso creo que sí que estaría justificado que se hiciera.

Y no porque me dedique a esto.

En abosluto.

Publicada el 18 de mayo de 2,012 cuando aún usaba Scoop, una herramienta que ahora me he dado cuenta de que es más bien inútil, por no decir absolutamente inadecuada para que la presencia en las redes tenga un mínimo de estructura y legibilidad. Y había quien lo presentaba como un descubrimiento equivalnte al microprocesador o la rueda, que iba a cambiar cómo se trabajaba en todos los ámbitos.

Claro que era un tipo que pensó que tenía sentido hacer 127 #FF a 127 compañeros de su partido a los que iba a votar en lo que fuera que iba a presentarse. Partiendo de que la idea del #FF en Twitter me parece propia de idiotas, hacer 127 creo que ya se puede sospechar la opinión que me merece. Cinco aguanté, creo, antes de dejar de seguirle. Y poco hice si no le bloqueé.