¡Tenemos chica nueva en la oficina!

No se llama Farala y la han pillado fumando en los lavabos.

(Ahora que lo pienso, creo recordar que he usado la misma entradilla en otra entrada, lo de la chica Farala. No sé, supongo, pero desde que mi exmujer me dijo, un día que volví de compras del Zara, “pues sí que te debe de gustar esa camisa, porque ya te la compraste la semana pasada”, lo de mi memoria lo he dado por perdido. Me he resignado a subcontrarla con expertas, o sea en mis parejas.)

A lo que iba: Standard Chartered acuerda el pago de una multa de $300 Millones en USA por debilidades en sus sistemas de control del blanqueo de dinero.

Si un banco no es capaz de cumplir sus compromisos debe haber consecuencias“, señaló el superintendente de servicios financieros del Estado de Nueva York, Benjamin M. Lawsky.

Un nuevo jugador irrumpe en nuestro ranking de sinvergonzonerías, démosle la bienvenida como se merece.

En España un banco no cumple sus compromisos y las consecuencias entran en la cuenta de pérdidas junto a las diferencias por arqueo de caja de las sucursales, una partida residual y sin importancia porque las multas no hacen ni cosquillas.

Cuando se llega a multar.