Estas predicciones me aterran.

Lo último que se oirá antes del fin del mundo será a un ingeniero diciendo “¡Es científicamente imposible!”

Fundspeople nos explica en detalle los CoCo´s, de los que ya he hablado, sus ventajas, cómo se están analizando las nuevas emisiones y quienes las están comprando.

Y al final nos sueltan la bomba: “los amortiguadores entre la referencia transicional de los ratios CET1 y los detonantes son muy grandes y haría falta un cataclismo para que se erosionasen hasta el punto de requerir una fisura en los detonantes.

Lo que quieren decir es que haría falta una hecatombe para que los ratios de solvencia de los bancos emisores llegaran por debajo de los límites que obligarían a la conversión de los bonos convertibles contingentes en capital de las entidades.

Ya saben, es tecnicamente imposible que eso ocurra. Acaban de convencerme de la inconveniencia de estos productos.