Esperemos que no avisen antes de visitar.

“La CNMV podrá contratar detectives para evitar abusos en las sucursales de los bancos.”

La técnica del “mystery shopper” que el regulador británico usa habitualmente y que tantos disgustos ha causado a nuestros amigos.

“Otra novedad será la publicación inmediata de la apertura de expedientes, “una vez notificada a los interesados y tras resolver sobre los aspectos confidenciales […]”. En esencia, la CNMV funcionará como la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), que publica un comunicado cada vez que abre una investigación por una posible conducta susceptible de sanción.”

Por un lado me gusta pero siempre temo que se convierta en una condena por anticipado. La apertura de un expediente no significa que haya habido este comportamiento censurable, por mucho que podamos sospechar que en este sector los habrá, prefiero que seamos prudentes.

Y esperemos que la publicación de los expedientes se haga siempre una vez que se haya terminado la investigación, no se anuncie “vamos a investigar cómo se están vendiendo los fondos de rentabilidad objetivo que se están lanzando en oleadas, por malos que sean.”

Que todo puede pasar en este mundo. No llegará a la anécdota que ya he contado alguna vez, la de Largo Caballero anunciando la ofensiva que iba a lanzar el ejército republicano al día siguiente, pero me temo lo peor.