Han traicionado a toda la sociedad. A todo el planeta.

Fernando Zunzunegui publica en el Economista “La traición de la banca“. Es una especie de “¿En qué momento se había jodido el Perú?” pero aplicado a nuestra alegre muchachada financiera.

Sólo le puedo matizar un punto: afirma que la innovación financiera contribuyó al crecimiento económico mundial de finales del siglo XX. Creo que el crecimiento económico de final del siglo XX permitió que el sistema financiero se saliera con la suya sin importar los desmanes que cometiera, camuflando los efectos perversos que producían bajo la prosperidad, real o aparente, de que disfrutábamos.

Luego todo colapsó y se vieron las vergüenzas de cada cual. Y las del sistema financiero agravaron enormemente la crisis económica.