Mirando debajo de las alfombras.

“La presión de los resultados empuja a la manipulación contable“, un interesante análisis de cómo el analista financiero tiene que contar con formación en contabilidad forense y ser capaz de hacer las preguntas clave. No preguntarse si lo que estamos viendo en los estados financieros es legal o está permitido sino la razón por la que se ha hecho. Sobre todo ante cambios en los criterios contables.

Lo importante no es “¿puede hacerse?” sino “¿Por qué se ha hecho?”.

Nos lo decía Benjamin Graham: miren en las notas a pie de página, ahí es donde se encuentra la información relevante de los estados financieros. Sobre todo lo que no se quiere que se encuentre.

Como en “Sí, Primer Ministro“. El antecesor en el cargo recomienda al novato que busque en la última caja de las que le entregan con documentación para revisar, al fondo del todo. Ahí es donde los funcionarios le abrán colocado los documentos realmente importantes y cuya lectura determinará si podrán hacer lo que les venga en gana o tendrán que contar con el, siempre molesto, criterio del Ministro.