De fraudes y perpetradores

Datos que me llaman la atención de lo que se está descubriendo al revisar el funcionamiento de las Cajas que tuvieron que ser rescatadas.

– se ha encargado la revisión a tres de las cuatro grandes auditoras. Las Big Four eran Big Five, pero un pequeño problemilla de Arthur Andersen con Enron hizo que cayera.

Puede que otro pequeño problemilla de Ernst & Young con Gowex lleve a un reestreno de los Diez Negritos.

– el 49% de los fraudes se cometen por la Alta Dirección.

– el 26% por directivos intermedios.

– el 11% por miembros del Consejo de Administración.

– sólo el 14% restante se perpetra por empleados.

Alguna vez he hecho el chiste de que el Dioni y el Lute han rechazado ser Presidentes de la CEOE o CEPYME argumentando estar rehabilitados y es injusto considerar a todos los altos directivos como un poquito sinvergüenzas, creo que es más una cuestión de oportunidad que de que sean más propensos al fraude que los empleados, pero podría ser digno de estudio el proceso por el cual un ilusionado becario que trabaja como si la empresa fuera suya termina robando a la empresa cuando es muy probable que sea en parte suya, sea mediante stock options o inversión directa.

De las debilidades del control interno, funcionamiento de Comisiones de Control y Cuditoría, en especial, y Dirección y Administración en general, y supervisión ya se ha hablado bastante así que no aburro más.