La belleza de las cosas sencillas.

Un atardecer sobre el Guadalquivir y Doñana desde Sanlucar.

Un plato de los montes en una venta de Malaga.

La brisa en tu cara mientras corres con tu amada por la playa desierta.

La inocencia de Elvira Rodríguez.

Porque la CNMV investigará si Gotham pretendió lucrarse con el informe sobre Gowex.

Bendita inocencia. Desde mi tía Soco, que creyó en los Reyes Magos hasta los catorce años no había visto nada tan conmovedor.