¿Necesita acompañamiento financiero?

¿Su relación con su banco le frustra?

Si gestiona su relación en lugar de permitir los resultados “por aluvión” seguramente su frustración será menor.

¿Cree que el banco defiende sus intereses?

Si cree que defiende sus intereses, ¿en qué se basa? ¿Tiene resultados o sólo impresiones?

¿Cambiaría de banco? ¿Por qué? ¿Qué buscaría que su banco actual no le ofrece?

¿Por qué no cambia?

¿Puede que sea usted rehén de su banco? ¿Puede liberarse de sus cadenas? Un día de estos tenemos que filmar “Raíces II, esclavo de la entidad”.