Los clientes valoran, según Banesto.

1) Tener un gestor personal.

Pues a lo mejor es más conveniente contar con un equipo de especialistas en distintas áreas que se coordinen y me analicen globalmente. Tener aun tipo muy simpático que incluso nos invita a café me sirve de poco. Para eso tengo amis amigos. Un vendedor de un banco no lo es.

Repitan conmigo: el director de la oficina del banco no es mi amigo.

Todos nos hemos equivocado en este punto. Yo, el primero.

2) Respeto por su perfil.

Comiencen por conocer el perfil, luego ya miramos si lo respetamos o hacemos lo de siempre.

3) Que los productos sean seguros.

Porque no se explica que la seguridad es sólo uno de los elementos que se deben considerar, junto a la liquidez y la rentabilidad. Pero como se han vendido tóxicos a cascoporro pues amarramos no ya el empate, amarramos la derrota por la mínima que es asegurar el capital sin considerar que la inflación nos quitará poder adquisitivo.

4) Que el principal esté protegido.

Véase el punto anterior.

5) Relación cercana.

Que es el mejor modo de camuflar todas las demás carencias en la relación. Como no voy a darle ni rentabilidad, ni seguridad, ni adaptación al perfil ni nada más, vamos a ser muy simpáticos y regalar tostadoras y calendarios.

6) Credibilidad en la venta.

Véase lo anterior.

7) Productos a corto plazo.

Preferir productos a corto plazo no es adecuado en todos los casos. Es más, sólo lo es para aquel dinero que mantenemos para emergencias o para pagos comprometidos (el colegio que tenemos que pagar en septiembre) a ese corto plazo.

8) Multicanalidad.

No entiendo que es la multicanalidad. ¿Poder contratar por Internet? Se da por supuesto. ¿Consultar las posiciones por el mismo medio? Faltaría más.