El cerco sobre los peligrosos delincuentes se cierra.

Tenemos a tres exempleados de Barclay´s detenidos por la demostrada manipulación del LIBOR por seis bancos.

Mi duda es: ¿tres “rogue traders” fuera de control?

¿O una entidad completa mirando hacia otro lado mientras las operaciones especulativas sumamente arriesgadas sigan resultando en beneficios? Ese era el argumento de la defensa de Jerome Kerviel, cuya condena se ha confirmado recientemente.

Que digo yo que la “culpa in vigilando” a lo mejor aplica, sobre todo cuando las obligaciones de control de riesgos son especialmente reforzadas, como es el caso de las entidades financieras.

De lo que no me cabe duda es de que el cerco sobre los dos cerebros de la manipulación se está cerrando: es evidente que la señora de la limpieza y el conserje de la sede central del banco son los cerebros detrás de todas estas operaciones irregulares.