A tener en cuenta en los seguros de ahorro.

Es muy simple y muy importante: el interés técnico con el que se publicitan… no es la rentabilidad que se obtendrá de la inversión. La prima del seguro, neta de gastos de gestión y prima de riesgo, se capitaliza el interés técnico.

O sea, que primero se restan los gastos asociados a la inversión y luego se aplica el interés técnico. Incluso en los seguros de ahorro con participación en beneficios la rentabilidad puede superar al interés técnico, siempre que se den tales beneficios y la participación en los mismos supere los gastos de gestión y la prima de riesgo.