Aquí, con mi sardina y el ascua.

Trazando paralelismos entre los criterios que el Mercado Alternativo Bursatil ha establecido para los nuevos estrenos y cómo debemos plantear el proceso de inversión, paso a comentarlos.

Recomienda:

revisar la coherencia del plan de negocio, verificar la racionalidad de las hipótesis de partida. Para invertir tenemos que establecer unos objetivos y calcular lo que debemos invertir y los rendimientos que tenemos que conseguir para alcanzarlos. Si esperamos obtener una rentabilidad del 30% anual o queremos invertir €50,000 para comprarnos la casa de nuestros sueños dentro de cinco años por €450,000… o revisas los objetivos o reconsideras si tus espectativas son realistas o asumes que vas a tener que asumir riesgosde nivel cósmico para que haya alguna probabilidad, mínima, de conseguirlos.

comprobar que, para la realización del plan, la empresa cuenta con un plan de financiación y de gestión de tesorería. ¿Estás comprometiendo fondos de los que no puedes prescindir para financiar tus gastos corrientes? ¿Confías que un retorno excesivo te permita obtener el dinero que necesitas para pagar tu hipoteca dentro de seis meses? Recuerda, como decían en Amanece que no es Poco, que los rendimientos son contingentes pero la hipoteca es necesaria.

que dé cobertura a las necesidades operativas y de crecimiento y tener en cuenta las posibilidades de encontrar inversores dispuestos a acudir a la ampliación de capital” Estamos hablando más o menos de lo mismo que en el punto anterior, sólo se añade: ¿planeas acudir a deuda? ¿Para financiar tu inversión! ¡Esperas obtener rendimientos mayores que el coste de la deuda? Recuerda que a los rendimientos tienes que restar un 21% de tu socio no cpaitalista, el Señor Montoro. ¿Vas a conseguir que rendimientos por 1,21 sea superior a lo que pagues de intereses? ¡Suerte!

Otro de los aspectos recomendados es “verificar que la empresa cuenta con la estructura organizativa adecuada para la consecución de su plan de negocio”. Aconseja también “valorar la necesidad de la compañía de contar con profesionales especializados en comunicación o la relación con inversores”. La necesidad de un asesoramiento se da en un 100% de los casos. Incluso si crees saber muchísimo de inversión. Incluso si te dedicas profesionalmente. Porque nunca vas a mantener la necesaria distancia con respecto a tu situación personal y tus capacidades como para que el proceso sea racional. Recuerda que el abogado que se defiende a sí mismo tiene un imbécil por cliente….

Así que ya saben, acudan a un asesor que les ayude en todo el proceso. No sólo para invertir en el MAB sino para cualquier inversión.