Una anécdota apócrifa que sí que no tiene nada que ver con esto.

Rodando “El sueño eterno” andaban Howard Hawks y Humphrey Bogart discutiendo sobre quien había sido el autor de la muerte de cierto personaje.

Ante el desacuerdo acudieron a la única persona que podía responder sin dudas: el autor de la novela y guionista de la película, Raymond Chandler.

El cual dijo (o posteriormente confesó) que en realidad no tenía ni idea de qué personaje había matado al personaje asesinado.

Si non è vero, è ben trovato.