Mi confianza en la oferta de valor de Briboneros.

Jeff Bezos: “Basa tu negocio en una situación que no vaya a cambiar. Busca que tu oferta de valor se base en algo que no vaya a desaparecer”.

Lo que no va a cambiar, o lo va a hacer en proporción no muy significativa va a ser la ignorancia financiera del ciudadano medio. A pesar de las iniciativas “Finanzas para todos” de la CNMV estoy convencido de que el éxito va a ser muy limitado a la hora de preparar a los consumidores para enfrentarse al vendedor de la entidad que le quiere colocar el producto de campaña.

Y aunque haya entidades que están introduciendo la satisfacción del cliente como factor en los bonus, a saber qué considerarían anteriormente, el mundo de las finanzas está repleto de ilusiones o falsas convicciones, como el efecto riqueza o el desconocimiento del efecto de la inflación sobre nuestros ahorros, me hacen tener la impresión de que la satisfacción del cliente va a depender más de la simpatía del Director con el viejecito o el bolígrafo que le regalen. Si le dan una batería de cocina o una tostadora, la satisfacción va a atravesar el techo.

Otro factor que no va a cambiar si no que incluso va a aumentar: la reserva de viejecitos no hace más que incrementarse como efecto del envejecimiento de la población. Aunque llegue a introducirse la formación financiera en los colegios, hasta que los que aprendan a los diez años lleguen a una edad en la que la formación sea relevante, incluso si recuerdan los conceptos más básicos, tenemos a todos los nacidos en el Baby Boom que van a caer como pardillos en las tretas de las entidades.

Porque el ser humano tiene muy poca memoria y el recelo a los consejos de la banca se va a ir reduciendo hasta ser bajo en los próximos dos o tres años y casi nulo cuando nos acerquemos al cambio de década.

Modo snob ON: el cambio de década será del 2,020 al 2,021 al igual que el siglo XXI comenzó el uno de enero de 2,001 no en el 2,000.