Otra razón (más) para “La Segunda Oportunidad”.

Leemos enEl Economista que “La mora hipotecaria de las familias en la gran banca se dispara y roza ya el 7%”. Porque las prestaciones se están agotando y, aunque el Banco de España dijera que culturalmente el ciudadano español antes deja de comer que de pagar la hipoteca, estamos llegando a un punto en el que ni comer, ni pagar la hipoteca.

Sin entrar en muchos números: la morosidad sigue en aumento, los dramas son cada vez más, las cifras son pavorosas, etc. En definitiva: hay que buscar una solución.

Puede que “La Segunda Oportunidad” sea tratar de taponar con una tirita la brecha de un petrolero, pero menos es nada.

Así que cada vez estoy más convencido de que hay que dar una Segunda Oportunidad.

Adicoinalmente en el País que “Los créditos morosos sin cobertura se duplican en el último año”.

En 2,013 los créditos morosos han aumentado en un importe neto de €30,000 millones. Y se prevé que el ritmo de crecimiento incluso aumente por el aumento de perceptores de prestaciones por desempleo o similares que las agotan.