¿Invertir por el ruido mediático o notoriedad de la empresa?.

Cuidado: a lo largo de la historia grandes innovaciones tecnológicas o sociales, que han tenido un impacto importantísimo en la economía han resultado ser inversiones ruinosas. Ha habido burbujas de casi todo y una sonada fue la de las compañías de ferrocarriles cuando se construyó la gran red que aún sirve de base para nuestras comunicaciones pero que significó la ruina para mucha gente que puso su dinero en esas compañías. Me encanta haber leído hace muy poco que ¡sólo en 2,008! Warren Buffett invirtió en una compañía ferroviaria. La mejor muestra de que sólo ahora han comenzado a ser negocio de verdad.

Un ejemplo equivalente muy cercano: el Eurotunel bajo el Canal de la Mancha. Su impacto ha sido importantísimo, es una obra fabulosa….. pero quien invirtió perdió un dineral por los retrasos en completarlo y los incrementos de costes.

Así que cuidado, el que un sector vaya a ser crucial no quiere decir que sea a la vez una buena inversión. Al igual que una empresa que conozcamos o con una marca conocida puede que no sea una buena inversión. Todos conocemos Puleva e Inditex igue vendiendo y abriendo tiendas. Pero Puleva quebró y la acción de Inditex es muy posible que esté sobrevalorada y ya recoja anticipadamente las buenas expectativas de rentabilidad.

Por no hablar de la burbuja de la Compañía del Mar del Sur, en la cual hasta Isaac Newton perdió unas veinte mil libras, una fortuna de la época, por lo que se lamentó: “puedo predecir el comportamiento de los astros pero no el de los hombres” y aún al final de su vida la mera mención a la compañía le hacía entrar en cólera. Nadie puede negar que el comercio ha permitido un desarrollo inimaginable de la economía y la sociedad pero las compañías que lo iniciaron no se beneficiaron necesariamente de tal salto.