¡Que los intereses recibidos no reducen la pérdida sufrida!

En el artículo “Seis claves para los bonistas de Caja España- Caja Duero” se dice textualmente “Para entonces, (…), los particulares habrían visto reducida la quita al 46% por los intereses cobrados.”

Los intereses no son compensación de la pérdida sufrida, lo son por renunciar al consumo presente para realizarlo en el futuro y por asumir el riesgo de no recibir de vuelta lo prestado, es tan evidente que parece mentira que se siga cayendo en esa falacia.

Con las convertibles del Santander se perdió un 54%, no el 30% que se dice habitualmente. Esta cifra resta a la pérdida en la conversión los intereses recibidos en los años en que los devengaron. Pero eso significa que se ha prestado al 0% al banco durante esos cinco años y esto es absurdo. Sería un lucro cesante o asumir un coste de oportunidad inasumible: si podía haber invertido en un bono a cinco años que me diera un interés similar y recuperar el capital íntegro, la pérdida respecto a haber recibido los mismos intereses y perder el 54% del capital es el 54%, no el 30%.

En el artículo con el que comentamos se termina con la siguiente barbaridad: “les devolvería hasta el 53% de sus ahorros iniciales aunando un pago en metálico (hasta 200.000 euros que abonaría en un mes y medio como máximo) el valor de sus bonos y los intereses.”

Pues así siguen, cometiendo el mismo error una y otra vez.