Los bancos sacan su artillería pesada en la guerra del pasivo.

Las entidades extranjeras y las intervenidas ofrecen depósitos por encima del 4%.

Dos aspectos muy importantes:

– es previsible que la guerra del pasivo acabe relativamente pronto, por lo que amarrar rentabilidades del 3,5%o 3,9% a tres años, que se puede ahora mismo, es muy recomendable.

– un estructurado NO es un depósito. Es un producto complejo y rara vez recomendable.