0

Contaminación cruzada

Posted by Israel Marmol on July 30, 2016 in off-topic |

El Tribunal Supremo acaba de descubrir la cláusula nula de Schrödinger, la cláusula suelo que es nula y no lo es al decretar la nulidad de las cláusulas suelo exclusivamente desde el 9 de mayo de 2,013, algo que solo se puede conseguir en el derecho cuántico que se diferencia radicalmente del derecho tradicional al incorporar el principio de incertidumbre de Heisemberg no tiene análogo en la física tradicional.

En economía también hemos incorporado conceptos de la física, como en la teoría para la creación de carteras de Harry Markowitz que se basa en… como se elige entre el daño que producen los proyectiles y la probabilidad de alcanzar el objetivo y dañarlo.

En la Segunda Guerra Mundial se descubrió que podía elegir el tamaño de los pedazos en que se iba a descomponer un proyectil al alcanzar el blanco. Así, se podía elegir entre trozos mas grandes que se dispersarían menos y metralla mas pequeña que aseguraría mas impactos. Así, habia que elegir entre mas impactos que iban a producir menos daño o viceversa.

Markowitz lo aplicó a la teoría de carteras y consideró inversamente relacionados la rentabilidad y el riesgo y según su teoría de carteras se podía elegir entre una mayor rentabilidad potencial asumiendo mas riesgo o a la inversa. El problema es que identifica riesgo con volatilidad, medida según la desviación estándar, y que supone que los valores se pueden conocer con antelación y resulta que ni el riesgo es la volatilidad ni los valores entre los que se puede elegir son observables con antelación, pero por lo demás la teoría, bien.

Otra “contaminación” de la física en la economía, en este caso en la teoría financiera, proviene de la ecuación de Black-Scholes que se usa para valorar opciones y que es una adaptación de los modelos que se usan para analizar los movimientos caóticos de partículas.

La ecuación tiene otro pequeño problema que también proviene de su uso de la desviación estándar, basicamente que la supone constante, pero, salvo por el hecho de que su uso erróneo estuvo a punto de provocar el colapso del sistema financiero mundial, por lo demás bien.

Y gracias a que no se creyó que los resultados de la ecuación de Black-Scholes fueran fiables, Michael Burry consiguió, el solito, casi destruir de nuevo el sistema financiero mundial. Esto nos lo cuenta muy bien el libro “La gran apuesta“, cuya película espero ver en otoño.

Que estoy empezando a pensar, ¿no habría que pensar en un nuevo sistema financiero mundial? Algo que no colapse cada diez años y exija masivas inyecciones de capital público. Y que tampoco pague astronómicos bonus a quienes solo cabalgan la ola maniaca mientras camina hacia el próximo abismo.

Ahora mismo no se me ocurren contaminaciones en el otro sentido, de la economía hacia la física, salvo un chiste muy malo de un químico, un físico y un economista con una lata de conservas en una isla desierta. Pero se lo cuento en privado si quieren.

Distribuido bajo Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial- Compartir Igual 4.0 Internacional.

Tags: , , , , , , ,

Copyright © 2012-2017 Briboneros All rights reserved.
This site is using the Desk Mess Mirrored theme, v2.5, from BuyNowShop.com.