0

En esta ocasión, es una mente para el bien.

Posted by Israel Marmol on September 4, 2015 in Abusos y fraudes, Coaching financiero |

Ya sabemos que el Supremo ha inventado la nulidad de Schrödinger, la cláusula que es nula y no lo es a la vez.

Si pedimos la nulidad de una cláusula suelo tenemos que decidir si vamos a lo seguro, tratar de recuperar lo pagado de mas desde el 10 de mayo de 2,013, o vamos a por el bote: todo lo pagado de mas desde la firma de la hipoteca.

Para capitales elevados pueden ser importes significativos.

Claro que ir a por el premio gordo tiene un riesgo: si os desestiman la demanda nos pueden cascar las costas y terminemos pagando la fiesta completa.

¿Como podríamos evitar el riesgo de las costas? Asegurando que la estimación parcial de la demanda sea (casi) segura.

¿Como?

Acudiendo al artículo 22 de la Ley 16/2,009 de Servicios de Pago: “El proveedor de servicios de pago deberá proponer cualquier modificación de las condiciones contractuales (…) de manera individualizada y en papel u otro soporte duradero (…) y con una antelación no inferior a dos meses respecto de la fecha en que entre en vigor la modificación propuesta. (…)

Todas las modificaciones propuestas deberán destacarse con claridad. Cuando se haya convenido así, el proveedor de servicios de pago informará al usuario de servicios de pago de que cabe considerar que ha aceptado la modificación de las condiciones de que se trate en caso de no comunicar al proveedor de servicios de pago su no aceptación con anterioridad a la fecha propuesta de entrada en vigor. En tal caso, el proveedor de servicios de pago especificará que el usuario de servicios de pago tendrá el derecho a resolver el contrato marco de forma inmediata y sin coste alguno antes de la fecha propuesta para la aplicación de las modificaciones.

En román paladino: si el banco quiere modificar las comisiones que nos carga por la cuenta corriente tiene que comunicárnoslo con dos meses de antelación por un medio fehaciente, algo que no hace ninguno.

Así que si incluimos en la demanda, además de la nulidad de la cláusula suelo y devolución de las cantidades, el reembolso de todas las comisiones que se hubieran cobrado sin estar recogidas en el contrato original y cuya modificación no se nos haya notificado… partimos con casi un gol de ventaja. Como mucho empataremos, perderemos la cláusula suelo pero no las costas.

Con todas las cautelas con que se puede afirmar algo así a la hora de entrar en un juzgado, que puede pasar casi cualquier cosa.

 

Distribuido bajo Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial- Compartir Igual 4.0 Internacional.

Tags: , ,

Copyright © 2012-2017 Briboneros All rights reserved.
This site is using the Desk Mess Mirrored theme, v2.5, from BuyNowShop.com.