A todos los “contrarios”

Una corriente de inversión es la de la “opinión contraria”, si una acción está cayendo, hay que comprar porque cada vez es mas barata, si el mercado está subiendo consistentemente, hay que ponerse corto porque cuando se gana dinero es yendo contra el consenso del mercado.

El problema es que acertar contra la opinión mayoritaria es muy fácil en casi cualquier campo o área, sobre todo si requiere una cierta especialización o conocimientos técnicos, pero esto no se da en los mercados financieros. El mercado casi siempre tiene razón, o al menos es capaz de mantenerse convencido de tenerla mucho tiempo, y tienes que ser muy hábil, tener mucha mejor información o simplemente tener un golpe de suerte equivalente a que te toque la lotería dos veces en el mismo día, para conseguir que la estrategia de la opinión contraria realmente funcione.

Dos ejemplos muy recientes: si la acción de los supermercados DÍA estaba en €6 en junio de 2017 y había caído a apenas €2 el 30 de septiembre de 2018, tenía que ser una buena compra, ¿no? Solo podía ir hacia arriba, ¿verdad? Pues el 16 de octubre cerró a €1.

Si vemos que una acción ha caído una barbaridad y pensamos que no lo puede hacer mas, hay un dicho del mundillo que siempre deberíamos tener presente:

“¿Cual es el modo correcto de analizar qué ha pasado con una acción que ha caído un 90%?

Era una acción que había caído un 80% y, después, se desplomó un 50% adicional.”

Otro ejemplo es la SICAV de Josef Ajram. Jugando, literalmente, a ponerse corto y al trading, en un momento en el que la tendencia del mercado era alcista, sus resultados han sido mas que insatisfactorios y va perdiendo partícipes a casi mejor ritmo del que pierde valor. Todo un mérito.

Moraleja: El mercado (casi) siempre tiene razón. De Aswath Damodarian.

Distribuido bajo Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial- Compartir Igual 4.0 Internacional.