El error mas habitual en los planes de negocio

Quitando las afirmaciones “no tenemos competencia”, que el lector procesa como “competís con Coca Cola y Pepsi pero habéis cerrado tanto el foco que no os habéis dado cuenta” o, alternativamente, como “normal que no tengáis competencia en el mercado del refresco de apio, quien va a querer beber ese brebaje” o “las estimaciones son muy conservadoras” que se lee como “tú multiplica por tres el tiempo que vas a tardar en alcanzar una cifra significativa y divide por tres la cifra que esperas alcanzar y clavarás las previsiones”, el error mas habitual es enamorarse tanto del proceso, de qué se está vendiendo y cómo se hace, que no se presta atención a lo que de verdad importa: qué significa para el cliente, qué hace por aquel que quieres que te de su dinerito a cambio de lo que tú ves una genialidad.

Y un ejemplo práctico está en “El brandy de Jerez se adapta a las nuevas generaciones”. Tras demasiados (mas de uno ya son demasiados, pero es que aquí son muchos) párrafos contando la historia y dando todos los detalles de como se hace el producto, solo al final, y cuando estaba a punto de tirar la toalla, cuentan cómo se puede tomar el brandy y cuales son las ventajas que, hasta ahora, nadie había percibido.

Si en una era en la que lo habitual es quedarse en el titular y la pelea por la atención del cliente es feroz, una atención que cada vez se presta durante menos tiempo y con menos concentración, pretendes llamar la atención con un artículo largo, aburrido y donde lo que de verdad importa está allá donde no llegará a leer casi nadie, la estrategia me parece que empieza coja.

Confieso: he llegado a los usos que cuenta, pero ya me daba tan igual que apenas lo he leído y no lo he procesado. No tengo ni idea de cómo se supone que tendría que pedir un brandy para disfrutarlo.

Distribuido bajo Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial- Compartir Igual 4.0 Internacional.