El movimiento perpetuo

Martin Gardner recibía regularmente cartas de gente que afirmaba haber descubierto la máquina del movimiento perpetuo o el modo de trisecar un ángulo usando solo regla y compás, ambas tareas demostradamente imposibles, aunque aquí se afirma que la segunda sí es posible hacerla.

Me he acordado del movimiento perpetuo por el artículo “Claves para elegir un fondo tras la vuelta del verano” y creo que, si Martin Gardner conociera a algún que otro asesor financiero o periodista económico, dudaría de si no existe algo equivalente a la máquina del movimiento perpetuo. La rotación perpetua de carteras, que parece ser lo que se debería hacer si uno hace algún caso a los artículos que hoy nos recomiendan un fondo monetario inverso y mañana una estrategia CTA.

Lo que mas me llama la atención del artículo es que recomienden ¡monetarios en dólares para el inversor conservador español! Para la posibilidad de aprovechar unos tipos a corto plazo cercanos al 2% recomiendan que especules en divisas, ya que comprar un fondo denominado en dólares no deja de ser eso, jugarte tu inversión a la evolución del dólar frente al Euro. Y especular en divisas es de las cosas mas peligrosas que se puede hacer con tu dinero en los mercados. Es absolutamente impredecible y las sorpresas que te puede ofrecer son de las de demanda en juzgado especializado en abusos bancarios.

El problema es el que ya he comentado otras veces, y Jason Zweig lo cuenta en una de las mejores columnas que he leído nunca: Salvando a los inversores de sí mismos.

La tarea de gestionar una cartera tiene que ser insoportablemente aburrida y solo se le debe prestar atención un par de veces al año, como mucho. Pero hay que publicar el periódico todos los días y no es fácil generar contenidos. Es un dilema que Jason Zweig ha resuelto escribiendo exactamente lo mismo 50 o 100 veces al año consiguiendo, a la vez, que ni los lectores ni el público piense que se está repitiendo. Solo que Jason Zweig es muy modesto. Es de los tipos mas interesantes a los que leer ahora mismo y su último libro, “El diccionario del diablo financiero” es el mejor homenaje que se puede hacer a uno de los libros mas divertidos de la historia, “El diccionario del diablo” de Ambrose Bierce.

Distribuido bajo Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial- Compartir Igual 4.0 Internacional.