Lo único seguro…

Solía decir que lo único que garantizaban los fondos garantizados es que no ibas a ganar dinero y que, si había suerte y batían a la inflación, a lo mejor incluso no lo perdías.

Ahora puedo decir algo parecido sobre los fondos “ultra seguros”, los de inversión en el mercado monetario, el 98% de los cuales pierde dinero en el 2018.

Nadie adecuadamente asesorado hubiera depositado un solo Euro en unos fondos que invierten en renta fija con vencimiento máximo a 18 meses cuando la rentabilidad de las letras a 12 meses lleva desde marzo de 2016 en negativo, pero como en este país no existe la mas mínima preocupación por informarse sobre las finanzas personales luego vienen estos ayes.

Porque resulta que estos fondos compran letras cuya rentabilidad es negativa y, para llegar a la rentabilidad final para el inversor, hay que restar los gastos y comisiones de gestión, lo que suele resultar en una rentabilidad final aún mas negativa.

A todo esto no ayuda cosas como que una Diputada de Podemos haya tildado de “escalofriante” que se publique un libro para enseñar a los niños a ahorrar e invertir.

Así que, si quien le quiere vender un producto financiero menciona la palabra “seguro” usted interprete que significa que “seguro que no gana dinero y, si hay suerte, a lo mejor no lo pierde”. Es casi seguro que va a acertar.

Distribuido bajo Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial- Compartir Igual 4.0 Internacional.