♻️ La revalorización de referencia para la carta “Te lo dije”

Ya comenté que la idea de mandar una carta a los cotizantes mayores de 50 años informando de cómo se prevé que quede su jubilación no es más que un costoso “te lo dije”.

Ahora leemos en Inversión y Finanzas que “Inverco recomienda que se tome el 1,5% anual como tipo de referencia para calcular la revalorización de los planes complementarios en la carta que los partícipes de estos productos reciban para ser informados sobre su prestación al jubilarse“.

Desde la adopción del Euro sólo ha habido dos años en los que la inflación haya sido inferior al 1,5%. La inflación media (media geométrica) de los últimos once años ha sido el 2,8%. Con los datos de inflación, un Euro de uno de enero de dos mil dos debería haberse convertido en un euro con treinta y cuatro céntimos el 31 de diciembre de 2,012 para mantener el poder adquisitivo. Con una revalorización del 1,5% se hubiera convertido en un euro con dieciocho céntimos. Habríamos perdido un 15,08% de poder adquisitivo.

Supongamos que hubiéramos adquirido obligaciones del Estado Español a quince años durante los últimos seis años. La rentabilidad nominal de cada una de las compras no hubiera sido prácticamente nunca inferior al 4%. Un fondtesoro a largo plazo al azar nos hubiera ofrecido una rentabilidad anualizada a cinco años del 4,33% por ejemplo.

Obtener un 1,2% más que la inflación a once años supone que hemos ganado un 16% de poder adquisitivo. Invertir en una media de planes de pensiones nos hace perder un 15% de poder adquisitivo, siempre con datos históricos. Una diferencia de 31 puntos porcentuales.

¿Donde se queda este exceso de rentabilidad?.

La comisión media de los planes de pensiones ronda el 1,38% y la de depósito el 0,21%. Interesa resaltar que el 63% de la comisión se dedica a gastos de comercialización: el énfasis se pone en la venta y sólo si queda algo en pagar un equipo de gestión decente. Porque cómo dicen los ingleses “if you pay peanuts, you get monkeys“.

Así que la patronal de las entidades de inversión colectiva prevé que la entidad obtenga más (1,69% de media) que el partícipe del producto cuya rentabilidad comparten.

Entiéndase que la comparten el producto ofrece un rendimiento del que se restan las comisiones y lo que quede, si queda, es la rentabilidadpara el partícipe. Si el rendimiento bruto fuera 0% el partícipe aún perdería un 1,69% de media porque la entidad siempre cobra.

(En el análisis de la inversión en obligaciones no me preocupo de las fluctuaciones de precio por la variación de tipos de interés porque supongo que se mantienen hasta el vencimiento de modo que cada trimestre recuperemos el principal invertido hace once años más la rentabilidad acumulada, si es que las compras las realizamos cuatro veces al año).

Publicada originalmente el 26 de febrero de 2,014. No he revisado los cálculos pero no tengo razones para suponer que las diferencias han cambiado.

Distribuido bajo Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial- Compartir Igual 4.0 Internacional.