♻️ Nos ganamos la fama a pulso

Algunos economantes se empeñan en hacer predicciones detalladas de lo que va a pasar en los mercados.

Solo puedo pensar que si lo hace un tipo con tanta responsabilidad es porque está intentando deliberadamente manipularlos y obtener un jugoso beneficio a costa de quienes le hagan caso.

Porque si Brian G. Belski cree de verdad que puede cumplirse su detallada predicción de que se va a desatar una tormenta perfecta en los mercados a lo largo de 2,016 habría que empezar a pensar en camisas de fuerza.

Quien se atreva a afirmar que “2016 será un año de descanso para las Bolsas, para retomar después el impulso de nuevo y continuar al alza (…) De cara a fin de año, ha señalado que hay dos visiones. Una que llevaría al S&P 500 sobre los 2.400 puntos, con una mejora en ingresos y una economía más engrasada. (…) El segundo escenario, apunta que habría un alza en los precios, pero la incertidumbre volvería a principios de verano, por lo que en el mejor de los casos el S&P 500 caería sobre los 2.250 puntos, y hasta los 1.800 puntos en el peor, es decir, una caída potencial del 25%. (…) ha aconsejado realizar carteras pensando únicamente en el crecimiento de los seis primeros meses del año, pero con la visión puesta a volver a cambiar la cartera a partir de junio.”

Dar cifras concretas de donde pueden llegar los índices es irresponsable, pero llegar a afirmar que habrá calma hasta junio pero que a partir de entonces comenzarán las turbulencias es directamente un delirio.

De que la SEC o la CNMV investigue si el Baru ha hecho operaciones que se fueran a beneficiar de que su “profecía” se cumpliera ya ni hablamos. Bueno, de la CNMV, de la SEC aún se podría esperar.

Publicada el 1 de diciembre de 2,015.

Distribuido bajo Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial- Compartir Igual 4.0 Internacional.