Con todo mi respeto

 

Se ha dado un protagonismo a las víctimas de cualquier desgracia que no les corresponde. Las víctimas del terrorismo, del accidente del metro de Valencia, de ELA o del problema que queramos merecen todo nuestro apoyo, pero no deben condicionar como se aborda ninguno de los problemas.

Si embargo, se las convoca como “expertos” en la materia cuando, precisamente por su condición de afectados, son los menos indicados para realizar un análisis objetivo de la situación y elegir la mejor de las soluciones, sin condicionantes emocionales.

Lo escribo porque leo que “piden una casilla en el IRPF para la investigación contra el cáncer”.

Lo que me parece una aberración en todos los sentidos.

Si hay que financiar la investigación contra el cáncer hay que hacerlo sin que el presupuesto dependa de qué colectivo consiga arrancar mas lágrimas desde el Diario de Patricia o similar. hacer depender el dinero que se dedique a una causa concreta al ruido mediático, como el que se generó en torno al ELA hace un par de años, es un sinsentido. Que el dinero disponible para buscar una cura dependa de cuanta gente marque la casilla no es razonable.

Creo que ya lo he citado, en el libro de relatos “Axiomático“, de Greg Egan, se fabula con que los presupuestos del Estado se asignan a los ministerios en función de las preferencias de los contribuyentes, de modo que el Ministerio de Defensa siempre tiene dinero para los cacharros mas chulos mientras que Asuntos Sociales hace malabares con lo poco que les llega porque, total, algo habrán hecho para merecer la desgracia aquellos que merecerían nuestra ayuda. Como no me acuerdo de en qué relato en concreto leí eso, mejor. Así tienen que leer el libro entero.

Merece la pena.

Pienso lo mismo de las tasas judiciales y cualquier otro ingreso público finalista: la financiación de la justicia no debe depender de la litigiosidad que genere ingresos por las tasas. Debe ser el resultado de un análisis de las necesidades reales y no de si este año ha habido mas pleitos.

Insisto: si hay que presupuestar dinero para investigar la cura del cáncer que se asigne todo el que sea necesario. Pero que no se decida a golpe de chantaje emocional.

Addenda: el auto corrector es muy útil pero no siempre nos da la solución, como cuando un amigo abogado se encuentra con que en lugar de “pleitos” ha puesto “pelitos” y el corrector no le avisa de que hay una errata. Sí, podría hacer una búsqueda, pero entonces no les puedo contar la chorrada sin la cual mis entradas no serían iguales.

 

Distribuido bajo Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial- Compartir Igual 4.0 Internacional.