Ni siquiera está bien traducido

Como divertimento el artículo “Las cinco teorías mas raras para predecir la evolución de la economía” tiene su gracia, pero no puedo dejar de señalar fallos evidentes en algunos razonamientos y en la traducción.

El fallo mas grave está en que no serían teorías para predecir la evolución sino para diagnosticar el estado en el que se encuentra. Que aumenten las ventas de un producto concreto es un síntoma de la situación en la que ya nos encontramos, no de lo que va a venir.

La teoría del lápiz de labios la conozco y le veo algún sentido, pero no como lo explica el artículo: no es por el bajo precio, es por la necesidad de sentirse bien y uno de los modos mas sencillos de conseguirlo es cuidando un poco la apariencia física. Viktor Frankl identificaba a aquellos que habían perdido toda esperanza por el hecho de abandonar el poco cuidado que podían mantener de su aspecto.

La teoría de la “camarera caliente” está tan mal traducido que hace daño. “Hot waitress” sería “camarera buenorra” si queremos imbuirnos del espíritu estrambótico de la noticia.

Y sospecho que en el quinto punto han traducido el genérico “painkillers” por el muy específico “aspirina”.  Painkiller en inglés significa analgésico… pero en un sentido tan amplio que abarca desde la aspirina a la heroína. De la de pincharse, de verdad.

Así que creo que se refieren mas a ansiolíticos o similares, cuyo consumo sí que aumenta en periodos de crisis.

Distribuido bajo Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial- Compartir Igual 4.0 Internacional.