Bolsa e impacto social.

No es un oximorón, se ha escrito bastante al respecto en la Harvard Business Review y ha surgido una plataforma española para que se pueda invertir en proyectos socialmente responsables o cuyo objetivo primordial implique un beneficio para la sociedad.

Se trata de La Bolsa Social, que busca encontrar inversores que quieran entrar en el capital de las empresas que seleccionen, bien en la modalidad de crowdfunding si el inversor es minorista, bien de modo profesional si el inversor se considera experto.

También se lanzó Real Funding que complementa la anterior porque en este caso se ofrece financiación vía deuda en teoría sin intereses, aunque sí que se cobra una comisión a la empresa por lo que sí hay un coste que no deja de ser financiero.

La Bolsa Social ya tiene tres proyectos en cartera:

Artículos en la HBR, que no puedo dejar de mostrar que, efectívamente, soy un snob: