¡Qué miedo!

Allá por octubre hubo un encuentro de banqueros del cual se informó bajo el titular “La banca española apela a la innovación para atraer al cliente“.

Perlas escogidas del artículo:

“reiteran la conveniencia de mantener un modelo de banca tradicional, basado en la confianza y la cercanía al cliente con vocación de servicio”.

Por eso se están cerrando sucursales como si no hubiera mañana, se está dejando sin servicio a demasiadas poblaciones pequeñas y se quieren basar en ¿qué confianza?.

“Hay que innovar continuamente en los productos, adaptarlos al cliente”.

Señores, la última innovación bancaria beneficiosa para el cliente fue el cajero automático. Desde entonces todo lo que se ha lanzado ha sido en perjuicio de los clientes.

(Exagero pero no mucho, el Grameen bank es un concepto fascinante, Robert Schiller da interesantes ejemplos e ideas para innovar en las finanzas en beneficio de la sociedad en “Las finanzas en una sociedad justa“, pero la mayor parte de las innovaciones me dan mucho miedo).

Distribuido bajo Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial- Compartir Igual 4.0 Internacional.