Advertencias de ESMA (European Securities and Markets Authority).

La Autoridad supervisora europea, la equivalente a la CNMV ha publicado unas recomendaciones a las entidades financieras respecto a la venta de productos complejos.

No tiene desperdicio:

– Si no entiende las características clave del producto que se le ofrece o los principales riesgos que implica, no invierta.

– Desconfíe de las promesas de rentabilidad elevada, garantizado, cubierta o absoluta. Estas promesas a menudo resultan ser engañosas.

– Antes de invertir, asegúrese de entender cuales son los costes totales, el coste de una inversión repercutirá en la rentabilidad que es probable que obtenga. (Esto me encanta, lean, lean) Además, puede haber disponibles productos similares menos complejos, con menos coste.

El resumen en castellano, en Cinco Días.

Distribuido bajo Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial- Compartir Igual 4.0 Internacional.