Si es que lo de ponerse completamente en manos de terceros no sale bien casi nunca.

Nos cuentan la forma más rápida de perder seis millones de Euros.

En pocas palabras, como la gestión discrecional pero encima encargada a quien no sabe gestionar ni tiene criterio más allá de cumplir sus objetivos de colocación de productos tóxicos sin mayor esfuerzo.

Distribuido bajo Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial- Compartir Igual 4.0 Internacional.