¡No solo no externalizan sino que les computa como capital!

En 1,995 se legisló para obligar a la “externalización” de los planes de pensiones de empresa. ¿Cual fue la razón?

Un plan de empleo de empresa opera mediante la deducción de un importe de la nómina de los empleados que quieran a la que la empresa suele hacer una aportación adicional.

Estos fondos se van acumulando en planes individuales englobados en el plan de empresa y a cada partícipe se le asignan sus aportaciones más la rentabilidad de las inversiones.

¿Cuáles pueden ser las inversiones? O bien deuda pública, corporativa, renta variable, etc. o lo que se quería evitar: podría ser el mejor modo de que la misma empresa se financiara a un coste muy bajo. Se que da con estos fondos como una deuda en su balance, “garantiza” una rentabilidad que suele ser baja y cuando cada empleado se jubila le paga lo acumulado.

¿Cual es el problema? ¡Que las empresas quiebran! Los empleados de Enron no sólo perdieron su dinero, perdieron sus planes de pensiones porque estaban invertidos en la propia empresa, bien como deuda, bien en acciones de Enron. Los de Worldcom, también.

Bien, ¿qué pasó en el 95? Que se obligaba a todas las empresas a externalizar los planes de pensiones, en pocas palabras, que para que fueran deducibles en el Impuesto de Sociedades tenían que sacarse del balance.

¿Cual fue la excepción? Pues qué casualidad, las entidades de crédito, aseguradoras y sociedades o agencias de valores. Lo que son las cosas, el Santander y alguna cosita más para que no se tuviera que llamar la “Ley Banco Santander” que hubiera quedado demasiado feo.

¿Soy demasiado con el Santander y Botín? Me limito a citar un párrafo de la noticia de Cinco Días:

“Tras un largo tira y afloja las entidades financieras han logrado que no solo computen como capital las provisiones, las bases imponibles negativas o los activos adjudicados, sino también las contribuciones a planes de pensiones de los empleados que aporta la banca u otras empresas hasta que estos se jubilan y comienzan a cobrar de la Seguridad Social.

Esta era una reivindicación, sobre todo de Banco Santander, que tras ser rechazada a finales de julio, finalmente se incluirá en la norma, según fuentes del Gobierno.”

Distribuido bajo Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial- Compartir Igual 4.0 Internacional.