Los fondos con rentabilidad objetivo.

Son el producto que ha sustituido a los garantizados, que en mi opinión sólo garantizan que no se va a ganar dinero y, si hay suerte, a lo mejor no se pierde si baten a la inflación.

Y resulta que son peores que los garantizados, que ya es decir.

La razón es muy simple: ni siquiera están garantizados, son como su nombre indica “con una rentabilidad objetivo”. O sea, que aspiran a obtener esa rentabilidad pero no es algo a lo que se comprometa la gestora.

Son fondos de gestión pasiva, de modo que su funcionamiento es muy simple: compran un bono al plazo del vencimiento, le restan la comisión de administración y depósito y lo que resulte es la “rentabilidad objetivo”

Por ejemplo, ya hablamos de un fondo de estas características en “Por los agujeros se escapa la rentabilidad

¿Por qué no me gustan estos fondos?

1) porque pagamos unas comisiones injustificadas (en el caso del Barclay´s un 0,9% ¡Anual! por comprar unos bonos hoy) para la gestión pasiva que ofrecen.

2) porque resulta que debemos esperar al vencimiento para obtener la rentabilidad, que ni siquiera está asegurada.

3) porque, relacionado con lo anterior, no tienen liquidez.

4) porque si yo compro un bono a cinco años al 3,557% (dato de marzo de 2,013) y ahora el bono al mismo plazo ofrece un 2,82%, mi bono original ¡ha aumentado su valor! Y con el fondo de rentabilidad objetivo no obtengo esa plusvalía.

(Me explico simplificando: si compré hace un mes un bono que rentaba un 8% y ahora puedo comprar un bono al mismo plazo que renta un 4%, mi bono original vale ¡el doble que el que se ofrece ahora! Si invierto €1,000 al 4% sería el equivalente a invertir €500 al 8%, por lo que un inversor podría comprar dos bonos al 4% para obtener €80 o me comprará el mío por €2,000 para obtener los mismos €80 (que se calculan sobre el nominal de mi bono, el 8% sobre €1,000.

El bono que compró Barclay´s en marzo ahora vale más, de modo que a mí me entregan lo que resta después de comisiones y ellos pueden incluso venderlo, embolsarse la diferencia y comprar otro para obtener la rentabilidad objetivo. El negocio es redondo… para ellos)

Distribuido bajo Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial- Compartir Igual 4.0 Internacional.